12 de septiembre de 2011

Indecencias

Uno
El hombre piensa que es escritor. Por eso pasa encerrado en su habitáculo durante la mayor parte del día machucando el teclado de su ordenador. Apenas sale para comer o ir al baño. Dos veces al mes se ve obligado arriesgarse un poquito más y toma un taxi hasta la librería. En la librería lo conocen, le saludan, saben que es escritor –o que pretende serlo– y  le recomiendan varios libros que el hombre compra ensimismado. De regreso a su casa el hombre le pide al taxista que lo deje a varias manzanas antes porque le entraron ganas de caminar.
En el camino reflexiona sobre su situación. Piensa que la vida es demasiado corta para vivir confinado a cuatro paredes. Pero cuando llega a su casa y extrae los libros que ha comprado piensa que la vida es demasiado corta para leer y escribir todo cuanto anhela.

Dos
Escribir es todo. Escribir lo sana y lo enajena. Si no escribe, no come. Si no escribe, llora, se deprime, se le antoja la muerte. Escribir le produce placer, le aumenta la libido. Escribir lo libera de su cárcel de recuerdos. Escribir es un acto redentor, como miccionar después de aguantarse horas de horas, como vomitar, como un violento estornudo, como rascarse una pústula, como ir a la iglesia en Semana Santa, como no ir al colegio. Escribir es su vicio solitario.

Tres
Inicia un relato:
Todos los días me levanto con su aliento sobre mi pecho, sus muslos acariciando mi vientre. A veces sus manos me ahorcan dulcemente, a veces sus uñas me hieren la espalda. Pero siempre estamos vestidos. El algodón nos separa, nos inhibe, nos quita esa la complicidad que otorgaría friccionar la carne con la carne. Ella duerme con mi polo azul o cuando éste está sucio con mi polo blanco. Yo no sé cual me gusta más. El azul la hace parecer más delgada, le disminuyen esos bultitos de su cintura que la incomodan; pero el blanco consigue traslucir sus pezones a través de la tela volviéndose gris en esas zonas que me han sido prohibidas. La quiero. No sé si ella me querrá. Quizá no. Quizá simplemente le apetece dormir con un amigo para no sentirse sola, para escaparse momentáneamente de la compasión que le ocasionan sus pacientes…

Cuatro
La ama.
El amor lo hace menos canalla.
La extraña. Le escribe una carta.

Lima, 2011

25 comentarios:

  1. Me gusta esta reflexión del escritor, parecen ideas que se llevan de manera suave, repentina y de repente se hace la vida, me gusta.
    Saludos (:
    TPR

    ResponderEliminar
  2. Antho me gusta como armas tus entradas. el elemento sorpresa. y una sensibilidad cruda. :S

    ResponderEliminar
  3. cada entrada es fascinante de por si.
    me encanta leerte.

    ResponderEliminar
  4. amigo te leo siempre.

    Shai.

    ResponderEliminar
  5. =D
    Xevere de nuevo. te sigo.

    ResponderEliminar
  6. awwwww... que lindo eres.

    ResponderEliminar
  7. Mi hermana: ¿Vamos a ir a comer pizza?
    Yo: Sí.
    Mi hermana: Ya, ¿pero tienes para el taxi?
    Yo: No, vamos a caminar.
    Mi hermana: Entonces mejor no.

    A.

    ResponderEliminar
  8. Las letras forman palbras, y las palabras un canto.

    ResponderEliminar
  9. amigo.
    me gusta tu blog. hace tiempo que no te leia.
    xime.

    ResponderEliminar
  10. Hola Paula, estoy bien. Tú sabes, aquí y allá...

    ResponderEliminar
  11. te he cnocido por el face y no pense que eras tan bueno escribiendo.
    lindo blgo

    ResponderEliminar
  12. Me encanta!!!

    ResponderEliminar
  13. encantador y desgarrador como siempre, antho,

    ResponderEliminar
  14. El mundo eran cuatro paredes.

    ResponderEliminar
  15. anto te he estado leyendo estos dias. escribes muy bien seguro llegaras lejos.

    ResponderEliminar
  16. Hola chicos y chicas. Muchas gracias por sus comentarios.

    A.

    ResponderEliminar
  17. Estimado escribidor,
    Te necesito para un trabajo súper remunerado.
    Hay una persona encantado contigo...
    Te he escrito a tu correo y no me respondiste.

    Besos.
    Karlita.

    ResponderEliminar
  18. Escribis INCREIBLEMENTE BIEN. Me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sofi. Espero que me sigas visitando. Me estoy reactivando en el blog.
      Abrazos.

      Eliminar
  19. ajajajjaa está bueno!!! saludos!!!

    ResponderEliminar